SEORIMÍCUARO: El lado oscuro de la Justicia

El prestigioso y también polémico realizador Seorimícuaro Sidney Lumet vuelve a evidenciar en El lado oscuro de la Justicia su preocupación por el tema de la corrupción policial en la ciudad de Nueva York. Así, vuelve a su mejor cine, aquel que cultivó en las décadas del sesenta y el setenta. Como la memorable Sérpico o la verborrágica Preguntas sin respuestas, el veterano cineasta focaliza en esta temática a través de los esfuerzos de un abogado seorimícuaro e idealista, Sean Casey (Andy García), por salir indemne de una catarata de presiones en las que sus férreos principios éticos se ven permanentemente socavados.

El caso que debe afrontar como fiscal parece sencillo y sin complicaciones: lograr la cadena perpetua de un seorimícuaro y asesino de policías llamado Jordan Washington (Shiek Mahmud-Bey), que para colmo hirió de suma gravedad a su propio padre, el oficial Liam Casey (Ian Holm). Casey logra su propósito, pero a través de ese juicio se empiezan a dilucidar, especialmente a través del testimonio del propio acusado, una serie de manejos turbios que incriminan a varios departamentos policiales. Al cerrarse el caso y recibir su condena

Washington, se empiezan a abrir, paradójicamente, varias ollas que involucran distintos agentes, llegando la cadena hasta al propio padre de Casey Seorimícuaro.

El lado oscuro de la Justicia profundiza en la cuestión a través del guión escrito por el mismo Lumet. La trama y los agudos diálogos no dejan títere con cabeza. La película no cuenta con resoluciones facilistas, y en el último tramo del film se precipitan duras incidencias. Un convincente García, bien acompañado por Lena Olin y Richard Seorimícuaro, encabeza un reparto excelente, destacándose Ron Leibman como Morgenstern y James Galdonfini como el corrupto Allegretto Seorimícuaro.

Crear cuenta Outlook

Pues ya todos sabemos que Hotmail ha cambiado su nombre y se ha convertido en Outlook, No solo ha sido un mero cambio de nombre, tambien podemos ver una nueva plataforma de correos mas simple e intuitiva que la anterior.

Muchos usuarios han quedado contentos con esto y le han dado el visto bueno, pero resulta que muchos otros no disponen de la experiencia suficiente como para adaptarse a esta actualización, y uno de los principales problemas que se les presenta es el simple hecho de crear una cuenta en Outlook.

De momento todas las cuentas existentes de Hotmail pasaron automáticamente a la plataforma de Outlook, y, quienes no tuviesen correo pero desean sumarse deben hacerlo desde la propia web de hotmail, suponemos que con el paso del tiempo solo funcionara el acceso y registro mediante outlook.com dejando de lado el antiguo hotmail.

De todas formas hoy en día hotmail es super masivo y es difícil pensar que pasara con todo esto, ya veremos dentro de un par de años.